martes,
23 de julio de 2024

SPJ-USO – ANDALUCÍA – LA CONSEJERÍA POSPONE LA ENTRADA EN FUNCIONAMIENTO DE LA SEGUNDA FASE DEL PLAN DE AUTOREFUERZO, ALEGANDO UN DÉBIL ARGUMENTO PARA ELLO.

Desde SPJ-USO, ponemos en vuestro conocimiento que POR PARTE DE LA CONSEJERÍA SE NOS ACABA DE INFORMAR de que la actual situación sanitaria ha dado lugar a que en algunos órganos judiciales se haya producido el confinamiento del personal por contacto con positivos por COVID y por tanto se hace necesario reconsiderar la fecha de entrada en funcionamiento de las medidas de autorefuerzo en horario de tarde, ya que no se puede implementar esta medida si el órgano judicial tiene confinada a la totalidad o a la mayoría de su plantilla.

La Consejería nos indica que se había pensado que este segundo plan de autorefuerzo se iniciara el próximo 15 de febrero, pero por el motivo expuesto se pospone su puesta en marcha hasta ir viendo la evolución de la pandemia y su repercusión en la actividad judicial para establecer la nueva fecha en la que pueda comenzar tal actuación.

Desde SPJ-USO, hemos contestado a dicha comunicación mostrando nuestra total disconformidad con dicha medida, pues no vemos justificación en el aplazamiento de la entrada en funcionamiento del plan de autorefuerzo, toda vez que el número de participantes en el mismo (máximo 3 personas en jornada de tarde) no supone ningún riesgo añadido.

No nos parece razonable en absoluto que algún caso puntual condicione a la generalidad de órganos judiciales y fiscales de toda Andalucía en los que no existe problema alguno y que, además, están necesitados de la implantación de ese plan cuanto antes, como bien sabemos todos. Máxime cuando es factible aplazar la entrada en funcionamiento en algún órgano concreto en el que concurran las circunstancias que menciona la Administración.

Este exceso de celo de la Consejería, contrasta con la relajación en la implantación de otras medidas que si ayudarían a descongestionar los órganos judiciales y fiscales en jornada de mañana, como es el caso del teletrabajo, que en Justicia de Andalucía sigue brillando por su ausencia.